GRACIAS

AQUI el original —

Hoy, después de múltiples acciones de hostigamiento de parte de los enemigos de la lucha del COPINH y de las compañeras que visitan este territorio rebelde de Río Blanco, y gracias a la activa solidaridad de personas defensoras de derechos humanos de Honduras y del mundo, la delegación formada por mujeres de la Asamblea de Mujeres luchadoras de Honduras salió de la zona y se encuentran seguras, regresando a sus casas.

Dicha delegación integrada por compañeras de la costa norte, el sur, centro y occidente del país cumplieron el propósito que la Asamblea ha definido como uno de los prioritarios de este espacio de mujeres y es el de acuerpar las luchas territoriales, en particular las que se encuentran en conflicto con presencia, actividades espirituales, culturales, gastronómicas y toda la ternura de compartir el destino de luchar por esta tierra.

La Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras como integrante de la Asamblea y en concordancia con sus convicciones y mandatos expresa su enérgica denuncia pública sobre la evidente y sistemática inoperancia del Mecanismo de Derechos Humanos para proteger la vida de las mujeres que defienden sus cuerpos y tierras.

La coordinadora de esta Red hizo múltiples llamadas y solicitudes antes, durante y después de la presencia de la misión para solicitar que cumplan con su trabajo, pero no hicieron más que expresar excusas y no movilizaron ningún tipo de resguardo para nuestras compañeras.

Expresamos nuestra gratitud ante la respuesta de mujeres de la Asamblea y de otros espacios organizativos, así como hombres y mujeres de otras luchas que de múltiples maneras acompañaron la seguridad de esta delegación de mujeres.

La experiencia que vivió esta delegación es la que a diario se viven en todas las luchas territoriales en este país donde la represión mediante mecanismos policiales, paramilitares y sicariales mantienen bajo amenaza y terror a las mujeres luchadoras. Nosotras consideramos que es importante que no naturalicemos esta forma de vida que no es la que anhelamos ni por la que queremos estar en el mundo. Necesitamos seguir haciendo este tipo de acciones, fortalecer las redes entre nosotras y nosotros y denunciar la negligencia de los actores gubernamentales.

RED NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS

Tegucigalpa, 17 de agosto del 2019

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur