Organizaciones expresan sus preocupaciones ante el juicio por el asesinato de Berta Cáceres

La lucha por justicia para Berta Cáceres no va a terminar aquí. (…) No somos víctimas pasivas. Vamos a actuar porque Berta Cáceres se lo merece, porque el pueblo Lenca se lo merece, porque nos siguen persiguiendo aún ahora, porque esta estructura criminal que atentó contra Berta Cáceres sigue activa y eso también vamos a denunciar.” Laura Zúniga Cáceres, hija de Berta Cáceres, que tomó la palabra al final del juicio.

Del 19 al 24 de noviembre, el juicio de los primeros 8 acusados del asesinato de Berta Cáceres tuvo lugar en Honduras. La defensora de los derechos humanos y lideresa del pueblo Lenca era cofundadora y coordinadora del Consejo cívico de organizaciones populares e indígenas de Honduras (COPINH),y trabajó sin descanso para frenar el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca de la empresa  Desarollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), que pretende instalarse sobre el río sagrado Gualcarque. Antes de su muerte que ocurrió en su casa el 2 de marzo 2016, Berta había denunciado 33 amenazas que había recibido y que nunca fueron investigadas. También fue criminalizada y varios otros líderes del COPINH fueron atacados y asesinados.

Las organizaciones internacionales de Canadá y de la provincia de Québec expresan su preocupación ante la gestión de este caso, manchado de irregularidades, de falta de transparencia y de violaciones a los derechos de las víctimas. La Corte rechazó la admisión de pruebas que demostraban la culpabilidad de dirigentes y empleados de la empresa hidroeléctrica DESA quienes, según personas cercanas de Berta y un grupo de expertos jurídicos internacionales que hicieron un trabajo de investigación elaborado, serían los responsables del asesinato.

SEGUIR LEYENDO  AQUI

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur