Continúa la criminalización contra la comunidad de El Achotal, Siguatepeque

Ayer 3 compañeros de la comunidad de el Achotal fueron detenidos por la Policía Nacional acusados de los delitos de usurpación de tierra, roturación de suelo y tala de bosques. Fueron liberados tras dictárseles medidas sustitutivas: No pueden acercarse a la tierra, no salir del país, firmar cada 8 días y no acercarse a los denunciantes.

Ayer, también se presentaron voluntariamente 7 compañeros más que también tenían orden de captura.
En las últimas semanas, 12 compañeras y compañeros han sido detenidxs y criminalizadxs por defender su derecho a trabajar la tierra, negándoles también el acceso a la tierra donde cultivan para poder alimentar y dar sustento a sus familias.

Este proceso de criminalización viene desde el 2018, cuando se giró una orden de captura en contra de 25 compañeras y compañeros que han sido parte del proceso de recuperación de tierra en la comunidad de El Achotal.

Alrededor de 56 familias son parte de la comunidad de El Achotal que se encuentran en un proceso de titulación comunitaria y que durante 8 años han sido víctimas de múltiples ataques e intentos de desalojos por parte de la Policía Nacional y militares.

Condenamos estas acciones de criminalización en contra de nuestra compañeras y compañeros que defienden su derecho a trabar la tierra.

¡Trabajar la tierra no es delito!

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur