Las misma armas criminales contra los pueblos y aun así no detienen nuestro pregonar.

Declaración Solidaria de COPINH con los levantamientos del Movimiento “Las Vidas Negras Importan”

El pueblo Lenca y el pueblo hondureño en general han sido víctimas del abuso de las fuerzas de “seguridad” del Estado en detrimento de la participación social y de que nuestras voces sean  reconocidas y escuchadas. Hemos vivido durante 11 años una aguda experiencia de represión, asesinatos y muertes impunes por parte de armas hechas en EEUU, Europa e Israel y disparadas en Honduras.

En la mente de la mayoría del pueblo hondureño el ejército y la policía son asociadas a represión, miedo y violencia. Representan el flagelo a los cuerpos de indígenas, garífunas, mujeres, transexuales y de quienes luchas por una Honduras de democracia, de paz y de justicia.

En estas circunstancias de crisis sanitaria, se han priorizado los intereses del gran empresariado, y se siguen pisoteando los derechos y vidas de los pueblos negros, migrantes y emprobecidos. Por esto nos indignamos y llegamos al límite de nuestra paciencia.

El COPINH y el mundo hemos recibido la noticia del vil crimen contra el hermano George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos por parte de un oficial de la policía blanco que mantuvo la rodilla sobre su cuello durante 7 minutos hasta asesinarlo. Así como el asesinato de Breonna Taylor en Louisville, herida con arma de fuego por la policía.

Nos llena de rabia y rebeldía saber de estos crímenes contra George y Breonna, y de los muchos más contra la comunidad negra perpetrados por la policía en EEUU que expresan el racismo estructural que vive esa nación.

Los pueblos originarios en Honduras invisibilizados, negados de nuestros derechos, excluidos de las participación social, en donde no es escuchada nuestra voz, ni respetadas nuestras decisiones experimentamos el mismo racismo colonial. Por eso nos sentimos profundamente identificadas y en solidaridad con el Movimiento “Las Vidas Negras Importan”, y llenos de ánimos de la fuerte expresión rebelde de levantamiento en las calles que alza las voces de hartazgo del pueblo estadounidense.

Como organización que lucha por un mundo más justo y más humano condenamos energéticamente la impunidad con la que actúan las fuerzas represivas. Condenamos el racismo asesino de la policía y el ejército.

Además nos sumamos a la campaña para cortar el financiamiento a las fuerzas de “seguridad” que actúan como criminales asesinando a su pueblo y que este dinero sea reinvertido  en la seguridad social, en la salud, en el cumplimiento de los derechos humanos del pueblo negro, en el derecho a la vivienda, en el derecho a la memoria.

Desde las tierras de Berta Cáceres y Lempira saludamos los levantamientos en más de 100 ciudades de Estados Unidos para reinvidicar el derecho fundamental a la vida y la dignidad del pueblo negro. Estas acciones llenan de esperanza de cambio a todos los pueblos del sur que no hemos bajado los brazos en la lucha contra el imperialismo, racismo y patriarcado.

Ante más represión, más lucha y hermanamiento de los pueblos.

¡Justicia para George Floyd, para Breonna y para los pueblos negros e indígenas del mundo!

 Dado en La Esperanza, Intibucá a los 15 días del mes de junio del 2020.

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur