Desde el COPINH, el pueblo Lenca nos solidarizamos con nuestras hermanas y hermanos del pueblo Maya Ixil

Desde el COPINH, el pueblo Lenca nos solidarizamos con nuestras hermanas y hermanos del pueblo Maya Ixil que se enfrentan contra el poder militar en los tribunales de justicia de Guatemala por el genocidio contra su pueblo, 1,771 personas fueron masacradas en cuatro de los municipios del departamento del Quiché en Guatemala.

En este caso emblemáticos el pueblo Ixil ha tenido que esperar por años que llegara este momento en el que los genocidas fueran sentados ante un tribunal y los señalaran como responsables por las miles de muertes, es un logro que en sociedades tan injustas como las nuestras, los pueblos indígenas logren llevar ante la justicia a los perpetradores de tantos crímenes, es un ejemplo de perseverancia y dignidad de los pueblos, esto es lo que se trata de evidenciar no solo en el caso del genocidio sino también en el del pueblo Lenca con la causa Berta, Pero, como en la mayoría de los países de la región, la justicia no se aplica para los poderosos, el día de ayer 26 de septiembre el tribunal resolvió absolver a José Mauricio Rodríguez Sánchez, ex director de inteligencia militar durante el gobierno de facto del general Efraín Ríos Montt que en 2013 fue condenado a 80 años de prisión contra deberes de la humanidad, pero días después fue anulada dicha sentencia.

Sentencia y absoluciones como la de ayer son lo menos que se puede esperar en estos contextos de prolongación de la colonización y destrucción de los pueblos indígenas, por ello nos solidarizamos y celebramos que en medio de tanta adeversidad muestran ante los ojos de todo el mundo, gracias a la transmisión en vivo, que sí hubo genocidio y fue una política de Estado.

Así como el pueblo Maya Ixil, el pueblo Lenca organizado en el COPINH busca justicia en el caso de nuestra compañera Berta Cáceres en medio de un sistema judicial que irrespeta el derecho a las víctimas, que niega el acceso a la información y que está cargado de irregularidades. El pueblo guatemalteco es partícipe de la vigilancia social que logro romper con el silencio en tribunales para que sea entonces la sociedad quien juzgue a los responsables. Es por eso que el proceso de publicidad de los juicios se vuelve trascendental para garantizar la condena ante las falencias de los sistemas de justicia. Negar las publicidad en las audiencias en la causa Berta nos niega ese derecho no solo al COPINH sino a la ciudadanía hondureña en general pues, a diferencia de Guatemala, aquí no se permite la transmisión en vivo del desarrollo del proceso.

Los pueblos indígenas que por años hemos sido víctimas de los más atroces crímenes, hoy nos mantenemos firmes y unimos desde nuestro deseo de justicia real frente a estos atroces crímenes.

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur