Declaración del Encuentro por la autodeterminación de los pueblos contra saqueo empresarial y del Estado de Honduras.

“Pueblos soberanos no son pueblos esclavos”

Utopía, 13 de julio del 2018.

GALERIA DE FOTOS

Reunidas las comunidades organizadas del COPINH, representantes de los departamentos de Intibucá, Lempira, La Paz, Comayagua y Santa Bárbara, en el marco de la arremetida extractiva y jurídica que avanza contra las del pueblo Lenca, víctima de la violencia impulsada por los proyectos del falso y violento “desarrollo” evaluando las problemáticas actuales que amenazan nuestra autonomía contemplada en la Constitución de la República, el Convenio internacional 169 de la OIT y la declaración de las ONU para pueblos indígenas consideramos:

  1. Que el gobierno de la República impulsa un anteproyecto de ley para reglamentar el derecho de Consulta Previa, Libre e Informada (CPLI) que ha sido discutido por nuestras comunidades concluimos que representa una grave amenaza para la soberanía de los pueblos indígenas puesto que desfigura, contradice y viola la esencia del Convenio 169 de la OIT.
  2. Que luego del crimen político contra nuestra compañera Berta Cáceres, originado en el inconsulto concesionamiento de los territorios del pueblo Lenca, ha habido una inestabilidad en las inversiones privadas fundamentalmente las vinculadas a la producción energética y un manifiesto temor de los financistas internacionales ante las resistencias de las comunidades frente a un modelo de energía que no es para los pueblos, sino para el lucro privado que acelera el despojo y la desigualdad social.
  3. Que el gobierno de la república como salvaguarda de los intereses de la empresa privada hondureña y foránea tiene urgencia de aprobar una Ley de CPLI como garante a la inversión internacional que reclama la estabilización de las inversiones y la continuidad del proyecto nacional de saqueo.
  4. Que a la par del impulso de esta nefasta Ley de CPLI hay una proyección de incrementar y consolidar el modelo extractivo y despojo con el aumento y concreción de concesiones para la explotación hidroeléctrica, minera, eólica, de proyectos de privatización y explotación de los bosques, el despojo de la tierra, ZEDES, entre otros.
  5. Que mediante los artículos 2 y 18 del anteproyecto de ley del gobierno se busca la eliminación de nuestro derecho a decidir sobre nuestros territorios obviando la legitimida histórica de nuestros pueblos y dejando todas las decisiones en manos del Estado hondureño.
  6. Y Que, en conclusión, el anteproyecto de ley del gobierno tiene como objetivo destruir las salvaguardas jurídicas de los pueblos indígenas para neutralizar las resistencias comunitarias contra la invasión de los territorios.

Las comunidades organizadas no vamos a quedarnos de brazos cruzados en denunciar nacional e internacionalmente y reunidas declaramos lo siguiente:

  1. Las comunidades indígenas organizadas en el COPINH como custodios del espíritu del Convenio 169 desconocemos el Anteproyecto de Ley de CPLI promovido por el Gobierno Nacional, el PNUD y los asesores de la OIT y desconoceremos cualquier ley resultante del mismo, puesto que irrespeta nuestros principios y derechos a ser soberanos y autónomos siendo esta una batalla de siglos en nuestros territorios de los cuales nos han querido extinguir.
  2. Declaramos como personas NON GRATAS a los asesores de la Organización Internacional del Trabajo OIT en el territorio Lenca, que promueven la pérdida de derechos de las comunidades indígenas, siendo estos los que promulgan y avalan el mensaje de que la decisiones de los pueblos en nuestros territorios no son vinculantes y eliminan el derecho a libre determinación reduciéndolo al no tener “derecho a veto”. Que se abrazan de manera cómplice con funcionarios del gobierno para desconocer nuestros derechos y violentar el Convenio 169 impulsado por esa misma organización.
  3. Arreciar la lucha comunitaria por la soberanía y autonomía, no permitiendo la implementación de proyectos inconsultos, violentos, corruptores de las comunidades, lo que significa fortalecer nuestras estructuras comunitarias ancestrales como los Consejos Indígenas y el ejercicio de nuestras soberanía sin agentes externos que quieran manipular nuestra voluntad.
  4. Llamar a todos los demás pueblos indígenas de Honduras a luchar en contra de la violación de nuestros derechos y conquistas históricas.

 

¡Con el compromiso de nuestras ancestras y ancestros, con la fuerza de la tierras y los ríos se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz!

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur