30 de enero – COPINH informa sobre audiencia de ayer, caso Berta Cáceres y Gustavo Castro.

A partir de estas audiencias ya el proceso judicial del caso de la compañera Berta Cáceres y el compañero Gustavo Castro se desarrollarán en el Tribunal de Sentencia de jurisdicción nacional, con un tribunal fijo conformado por tres jueces.

En resumen la audiencia de juramentación de los peritos reflejó la situación del país: el Ministerio Público en supuesta representación de los intereses comunes, actuando de manera tímida frente a los poderosos. El dinero, representado por las defensas privadas de los criminales de DESA, obstaculizando cualquier posibilidad para la búsqueda de la verdad. Y por último, como vivo reflejo de Honduras, la sala militarizada por miembros del ejército con armas de asalto tratando de intimidar a los espectadores.

En dicha audiencia se vivió el inicio del juicio del caso de Berta, una pruebita de lo tortuoso de un proceso judicial que ni siquiera intenta nombrar a los autores intelectuales, sino exculpar al Estado diciendo que se hace justicia en el caso emblemático de Honduras.

La audiencia de juramentación de peritos se suspendió para cumplir con los caprichos de la defensa, entre ellos la representación privada de Sergio Rodríguez (gerente social, ambiental y de comunicación de DESA) compuesta por exclusivos abogados, Celeste Cerrato y Jair López y además por el abogado Juan Cantillano que fue el que acusó a la compañera Berta en representación de DESA en el pasado y va a ser reanudada el próximo viernes 2 de febrero.

La audiencia de proposición de pruebas queda en suspenso.

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur