Un paso más en el camino hacia la justicia, Causa Berta Cáceres

Las Américas y Europa, 02 de julio de 2021.- Las organizaciones firmantes, respaldamos y acompañamos al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y a la familia de Berta Cáceres en este camino hacia la justicia en Honduras.

El juicio en contra de David Castillo inició el pasado 06 de abril de 2021, después de más de tres años de retrasos. Este proceso se da más de cinco años después del feminicidio de la defensora, expresión última de la violencia ejercida durante años contra Berta Cáceres, antecedido por amenazas, hostigamiento, difamación y criminalización como represalia a su labor de defensa de las tierras ancestrales del pueblo lenca y a su lucha contra la imposición del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

Hoy, después de casi 50 días de juicio oral y público, las organizaciones naciones e internacionales de derechos humanos firmantes esperamos que este fallo haga justicia en un caso en el que aún falta por juzgarse a los autores intelectuales responsables por la planificación y financiamiento del crimen.

En el contexto hondureño, uno de los países más peligrosos de la región para ejercer la defensa de derechos humanos, que, tan solo en 2020, registró 20 asesinatos de personas defensoras que se mantienen impunes, este juicio oral y público representa un momento histórico en el camino hacia la justicia, liderado incansablemente por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), la familia de Berta Cáceres y las comunidades lencas.

Reconocemos que la lucha de Berta Cáceres representa la resistencia de los pueblos que han enfrentado despojo, criminalización y violaciones a derechos humanos en un contexto de extractivismo atroz en Honduras y en toda la región latinoamericana. Este juicio expone las violencias que enfrentan las personas defensoras de la tierra, el territorio y los derechos humanos, y devela cómo operan las estructuras que atentan contra quienes defienden derechos, contra los pueblos indígenas y las mujeres en toda la región.

Por todo lo anterior, hacemos un llamado al Estado hondureño y a las autoridades responsables a procurar un fallo en apego a derecho y a los estándares internacionales de derechos humanos en aras de garantizar el acceso a la verdad y la justicia para la familia, el COPINH, el pueblo lenca, las mujeres defensoras, para la sociedad hondureña y América Latina. Alcanzar justicia para Berta Cáceres, es justicia para los pueblos.

Esperamos que este fallo aporte a la verdad, la justicia y garantice la no repetición. La violencia sistemática ha cobrado múltiples vidas y las amenazas contras las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos persisten, pero continuamos levantando la voz y reafirmamos una vez más nuestro compromiso. El caso de Berta Cáceres se niega a sucumbir a la impunidad y al olvido. Gracias al COPINH, la familia y todo el equipo por permitirnos acompañarles y exigir con ustedes: ¡justicia para Berta!

AQUI EL COMUNICADO CON LAS ADHESIONES


Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur