Denuncia pública 05/12/2019


#PersecusiónJudicial COPINH informa que este 2 de diciembre, dos compañeros y una compañera de la comunidad de El Achotal, Siguatepeque fueron llevados a audiencia acusados de los delitos de usurpación y roturación agravada.

Roturar la tierra es la acción de arar para sembrar las semillas para los cultivos, es decir que están siendo criminalizados por el hecho de trabajar la tierra.

Las medidas dictadas a nuestrxs compañerxs son: firmar cada 8 días a los juzgados de Siguatepeque y no acercarse a la tierra en la que trabajan.

El Achotal es una comunidad organizada en el COPINH que trabaja la tierra y ha sido víctima de amenazas armadas por parte de un terrateniente y del fiscal Maximiliano Rubí que lleva el caso en un claro abuso de autoridad.

Es importante mencionar que la compañera tiene 8 meses de embarazo y se le acusa de usurpación de manera arbitraria con el objetivo de debilitar el liderazgo de la comunidad.

Exigimos al Estado el cese de la criminalización de las personas que trabajan la tierra para el sostenimiento de sus familias y comunidades.

¡Trabajar la tierra #NoEsDelito!

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur