Hoy,13 de septiembre 2018, a 11 años de la adopción por parte de la ONU de la declaración sobre Pueblos Indígenas

A 11 años de la adopción por parte de la Organización Naciones Unidas ONU de la declaración sobre Pueblos Indígenas, el COPINH reivindica nuevamente el derecho del pueblo Lenca y de los pueblos indígenas de Honduras a la autodeterminación, a la no imposición de proyectos que vulneran la propia existencia de las comunidades.

Ante la embestida mediática de las bestias tragiversadoras contra las comunidades indígenas y populares en resistencia contra proyectos que generan muerte y desolación en el pueblo y que destruyen los bienes comunes, la herencia natural que es la única que puede garantizar la vida de la humanidad, el COPINH llama y exige el respeto de los derechos de las comunidades indígenas que se encuentra consagrada en la declaración de la ONU del 13 de septiembre de 2007.

La muerte de Berta Cáceres fue causada por la imposición del proyecto Agua Zarca de la empresa DESA, propiedad de la familia Atala Zablah. El Estado de Honduras es responsable de esto al haber entregado inconsultamente el Río Gualcarque e irrespetado los tratados internacionales.

Hoy se intenta aprobar una Ley de Consulta de parte del Gobierno ilegítimo que solamente pretende aprobar proyectos de muerte. Las comunidades, pueblos indígenas y organizaciones ya hemos dicho NO a esta legalización del irrespeto a la decisión de los pueblos.

El respeto de la autodeterminación de los pueblos, consagrado en la declaración de la ONU, es clave para que muertes como la de nuestra compañera Berta Cáceres. En honor a ella seguimos resistiendo y librando la batalla por la autodeterminación.

#BertaViveCopinhSigue
#JusticiaParaBerta
#DESACulpable

Infraestructura y Desarrollo: CódigoSur