theme/images/1_Z8Vp0ZF.jpg
Rio Blanco Resiste

COPINH: La Trampa de los Bancos.

Desde el 2013, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) ha exigido el retiro definitivo de los bancos FMO, Finn Fund y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) del proyecto “Agua Zarca” en el sagrado Río Gualcarque, por su vinculación al despojo y muerte en la comunidad de río Blanco. Hasta la fecha, ninguno de los tres bancos ha completado su salida del proyecto, a pesar de que los bancos FMO y Finn Fund la han anunciado desde mayo de 2016.

Rio Blanco Resiste

Desde el inicio de este proyecto que ha sido impuesto por la empresa DESA, COPINH ha denunciado la manera inconsulta y la introducción de violencia y terror en la comunidad, la compra de conciencias, agresiones, atentados y asesinatos por parte de sicarios y miembros del ejército, la policía y seguridad privada en complicidad con autoridades municipales y nacionales. Todas estas denuncias fueron ignoradas por todas las partes incluyendo a los bancos financiadores, lo que significa que en esa medida han financiado las violaciones a los derechos humanos en Río Blanco y son responsables por poner sus intereses económicos antes de la tranquilidad y paz de las comunidades Lencas, incluyendo la vida de Berta Cáceres y compañeros y compañeras de la comunidad.

El COPINH debe denunciar, de nuevo, que la falta de salida de los bancos y la prolongación en el tiempo de su salida significan la prolongación de las agresiones e intimidaciones dentro de la comunidad. La supuesta salida responsable ha sido una estrategia para no asumir sus responsabilidades y por el contrario facilitar la introducción de futuros proyectos hidroeléctricos en la zona con características similares al de “Agua Zarca”.

El día 4 de junio salió una noticia en el periódico del The Guardian, acerca de la retirada del BCIE, que da a entender su salida inminente, sin embargo, al día de hoy no han salido oficialmente de la inversión en el Proyecto Hidrieléctrico “Agua Zarca”. La comunicación más reciente que ha dado el FMO indica que piensan hacer el anuncio de salida en las próximas semanas. La comunidad de Río Blanco, el COPINH y gran parte de la sociedad hondureña e internacional seguimos esperando esta salida definitiva que termine el financiamiento a la muerte en las comunidades Lencas.

Acerca del BCIE, el COPINH comunica que no ha habido ninguna respuesta ante las denuncias de su responsabilidad como principal inversor en Agua Zarca y que por el contrario entendemos que sus vinculaciones con la oligarquía hondureña y las vinculaciones entre miembros de la junta directiva de DESA y la junta directiva y representación de Honduras en el BCIE han hecho que sean cómplices de la impunidad en el caso de Berta Cáceres. Un representante del BCIE dijo a The Guardian que no tienen intención hacer más desembolsos al Proyecto Agua Zarca, lo cual es producto de la lucha del pueblo lenca, sin embargo, nunca se han hecho responsables y entendemos que el interés es no cumplir sus obligaciones por la destrucción y muerte generados por el proyecto “Agua Zarca”.

En este sentido, el COPINH ratifica el compromiso de denunciar la actuación ilegal de este banco y movilización para demandar su salida inmediata. Desconfiamos de los anuncios de los bancos, debido a que, en vez de salir de forma inmediata después de las detenciones de dos personas vinculadas con el proyecto Agua Zarca por el asesinato de Berta Cáceres, los bancos FMO y Finn Fund han dedicado sus esfuerzos a evitar su responsabilidad en los asesinatos y violaciones de derechos humanos generados por dicho proyecto; han promovido una falsa narrativa que ignora el papel de la empresa DESA en la violencia y represión buscando culpar a las comunidades como una forma de limpiar su imagen a nivel internacional.

Parte de esta estrategia de salida está constituida por la contratación del consultor Juan Dumas, quien pretende crear un “proceso de diálogo” para tomar una supuesta decisión de si se quiere un proyecto hidroeléctrico, ignorando el ya manifiesto rechazo de las comunidades y la permanente presencia de estructuras de represión que operan en la zona. Esta propuesta pone en más riesgo al pueblo Lenca ya que se ha evidenciado que hay intereses para asesinar y silenciar a la oposición al proyecto.

El COPINH y el pueblo Lenca de Río Blanco rotundamente rechazan esta propuesta y denunciamos la insistencia racista del FMO de imponer un proceso impuesto que únicamente busca desvirtuar las exigencias de las comunidades.

Exigimos ahora un proceso de justicia, verdad, reparación y garantías de no repetición que incluya el desmantelamiento de las estructuras de represión en la zona. Por esto, denunciamos de manera enfática, que el proceso que propone imponer el FMO violenta estos principios ineludibles.

El COPINH responsabiliza al FMO, Finn Fund y BCIE aliados a la empresa asesina DESA por cualquier acto de violencia, amenazas, asesinato o ataques que resulten del proceso que los bancos buscan imponer como parte de su salida o la demora de su salida.

¡Berta Vive, COPINH sigue!

¡Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!

Dado a los 12 días del mes de junio de 2017.

Última modificación: 13 de junio de 2017 a las 10:06

Hay 0 comentarios

captcha